¿Y qué diría VOX si estuviese allí?

El Pacto Nacional por la Educación debería ser uno de los proyectos legislativos más prioritarios, ambiciosos y necesario para España. Urge poner sobre la mesa los 2 principales problemas que generan el resto de problemas secundarios de nuestra maltrecha Educación.

La subcomisión creada en el Congreso para alcanzar un pacto de Estado en esta materia empezó su trabajo con dos folios escritos a mano con 15 puntos que se escribieron para ser el embrión de la nueva ley educativa. Estos folios dieron paso –tras una dura negociación- a un guión con los 15 grandes asuntos a consensuar. El problema surgió sobre lo que debía de tratarse en primer lugar, sobre lo que era prioritario y sobre el sistema de votación en que se tomarían las decisiones. El  PP y Ciudadanos querían debatir primero lo más técnico y en consecuencia lo más fácil de pactar. PSOE y Unidos Podemos, por el contrario, querían ir directamente al fondo del asunto y darle prioridad a lo más político.

Al final se llegó a un término medio. Acordaron que, tras un primer punto introductorio a modo de diagnóstico de la situación, entrarán directamente en materia y abordarán la financiación. Para el punto final dejarán la Religión y el debate sobre la laicidad en la escuela. El sistema de votación fue otro escollo inicial, la mayoría de tres quintos, votada por el PP y el PSOE se impuso frente a los dos tercios que proponía Ciudadanos y la mayoría absoluta que demandaba Podemos, de esa forma se dará luz verde a todos los acuerdos.

Estos son los 14 puntos:

1- El sistema educativo español.

2- Financiación del sistema educativo.

3- Equidad e inclusión educativa.

4- La profesión docente.

5- Estructura del sistema educativo.

6- Las redes de centros educativos.

7- Ordenación académica.

8- Sistema educativo y modelo territorial.

9- Evaluación y calidad del sistema educativo.

10- El centro educativo.

11- Participación institucional y social de la comunidad educativa.

12- Enseñanzas Artísticas Superiores.

13- Investigación, desarrollo e innovación.

14- Enseñanza de las religiones.

15- La Formación Profesional.

En VOX creemos que es fundamental llegar a un acuerdo de mínimos entre las principales fuerzas políticas y de esta forma evitar que la educación se convierta en un arma electoral y que cada Gobierno eche por tierra la política educativa de España cada cuatro años, volviéndonos locos a la mayoría de estudiantes, profesores, familias y demás miembros de la comunidad educativa española. 

En VOX pensamos que un Pacto Educativo en España sería un paso muy importante y un avance para el interés general de todo el país en muchos aspectos. VOX valora el esencial papel de la educación como vehículo de transformación, de desarrollo, de libertad, de humanización y de solución a los problemas y de crecimiento de España.

En VOX tenemos claro que si es necesario alcanzar un pacto, es porque existe un conflicto muy grande debido a la gran brecha educativa que hay entre distintas comunidades autónomas. Creando 17 sistemas educativos distintos en España. Estas diferencias regionales son:

  • Grandes diferencias entre los niveles de financiación pública educativa media.
  • El sueldo de un maestro no es el mismo y cambia en cada comunidad. Los complementos específicos y de destino de las CCAA provocan grandes diferencias entre los sueldos de los docentes de Primaria. Los maestros cobran a final de mes una nómina tan dispar que puede llegar a variar hasta un 28% entre los más y menos remunerados. A la cabeza, Ceuta y Melilla, País Vasco y Canarias; a la cola, Asturias, Galicia y Aragón.
  • En las tasas de fracaso escolar y el abandono temprano.
  • El número medio de alumnos por profesor (Ratio) es muy diferente en cada comunidad.
  • El número de días lectivos es mucho más homogéneo en las diferentes Comunidades Autónomas en Educación Primaria que en Educación Secundaria Obligatoria (ESO) o Bachillerato.
  • Las horas lectivas de los profesores de Secundaria cambian en cada comunidad.
  • Según el territorio de que se trate, el reparto de horas dedicadas a la lengua a lo largo de ese nivel educativo es muy dispar. En general, las comunidades con lengua cooficial destinan menos horas a lengua común del Estado. De ellas, el País Vasco es la que más horas consagra, en varios de sus modelos, a la lengua cooficial, 822,5, tantas como al español. A País Vasco le siguen otras dos comunidades bilingües, Galicia y Comunidad Valenciana, en uno de sus modelos.
  • Una diferencia de gasto por alumno entre comunidades autónomas que llega prácticamente a doblarse entre los 5.000 a 10.000 euros aproximadamente, generadora de diferencias entre españoles.
  • En el porcentaje de diseño curricular específico correspondientes a las CCAA. Así, se han provocado diferencias de cargas lectivas en materias troncales instrumentales, como las Matemáticas y la Lengua española, de más del 30% de variación según casos entre las comunidades autónomas.
  • Existen diferencias muy importantes en el tratamiento de una asignatura según la comunidad autónoma. En consecuencia un libro de texto puede tener 25 versiones distintas por exigencia de las comunidades autónomas debido a la diversidad curricular.
  • Diferencias en la gratuidad de libros. De las 17 comunidades autónomas y las dos ciudades autónomas (Ceuta y Melilla), tres ofrecen libros de texto gratis, y otra tiene el programa paralizado.
  • Profundas diferencias entre comunidades en relación con la autonomía a los centros, desde los que defienden la máxima autonomía para los centros a los que no quieren ni planteársela; de los que quieren que en los procesos de admisión existan zonas únicas de máxima libertad de elección de centros para los padres, a aquellos que defienden las zonificaciones atomizadas que prácticamente determinan que sea la administración la que elige escuela para cada alumno. Y mientras que unos opinan que los directores deben ser elegidos casi de forma asamblearia, otros entienden que se debe producir un nombramiento directo de la Administración sin intervención de nadie más.
  • Criterios variados para la mejora de obtención de resultados. Esto supone que en la actualidad existe una diferencia autonómica de hasta más de 20 puntos en la obtención de la titulación en Educación Secundaria Obligatoria.
  • La aplicación de diferentes políticas claves están produciendo efectos de polarización de resultados finales que separan a las comunidades autónomas en más de un curso académico de instrucción acumulada en los alumnos de 15 años.

Si VOX estuviese en la subcomisión del Pacto Educativo diría:

Primero:

“La gestión de la Educación en España es muy compleja por la multiplicación de 17 subsistemas educativos que crean desigualdades de oportunidades en el derecho a la educación, el ahorro y la equidad. Hay que implantar un modelo de sistema educativo común para toda España, homogéneo, plural, sin adoctrinamientos ni conveniencias ideológicas y estable.”

Segundo:

“El gasto educativo español se encuentra, en cuanto porcentaje del PIB como en la ratio gasto por alumno, por debajo de la media de la OCDE. VOX propone reforzar la inversión educativa y mejorar su rendimiento con el objetivo de lograr una Educación mejor en recursos, formación y calidad”.

Tercero:

“Este Pacto de Estado se está haciendo de espaldas y sin tener en cuenta a la comunidad educativa, de una forma muy poco transparente; se están dando debates que deberían ser públicos para toda la sociedad civil española. Y en consecuencia se llegará, si es que se llega, a un pacto parcial que no tendrá sentido ni funcionalidad, pues las tensiones que generan las conveniencias políticas y el pulso permanente que sostienen las dos visiones mayoritarias de la educación de nuestro país en su intento de imponerse: la socialista-progresista y la liberal-conservadora, impiden cualquier acuerdo firme y estable en pos de un buen modelo educativo.

Antonio de Miguel Antón.

Responsable del área de Educación en el Consejo Político de VOX