Reyes Romero

VOX exige suspender la financiación de programas de Cooperación al Desarrollo en países donde no se respete la libertad religiosa de los cristianos

El Grupo Parlamentario VOX ha registrado una proposición no de ley para la no financiación de programas de Cooperación al Desarrollo en países donde no se respete la libertad religiosa de los cristianos.

Según el último informe sobre libertad religiosa de Ayuda a la Iglesia Necesitada, los ataques a la libertad religiosa han aumentado un 37% y alcanzan a una población de más de 4.900 millones de personas, más de la mitad de la población mundial. De los 61 países donde se ve vulnerada la libertad religiosa, en 28 países esta vulneración se concreta en forma de persecución (13 de ellos en África, donde prolifera vertiginosamente la expansión de la violencia islamista); y en 33, en forma de discriminación.

Según recoge la iniciativa, de entre las confesiones religiosas, la fe cristiana es la más perseguida del mundo. Dicho informe afirma que, “a escala mundial, la retención y consolidación del poder en manos de gobiernos autoritarios y líderes de grupos fundamentalistas ha provocado el aumento de las violaciones de todos los derechos humanos, incluida la libertad religiosa” y menciona específicamente los casos de opresión general de las comunidades religiosas en Turquía, Siria, Nigeria, Irak, China, India y Pakistán, y denuncia una “creciente cultura de la impunidad”.

En los últimos doce años, en Nigeria cerca de 17.500 iglesias han sido atacadas, se han destruido más de 2.000 escuelas cristianas, y la persecución ha causado al menos 10 millones de personas obligadas a huir o a desplazarse en el norte del país. Así, más de 43.000 cristianos han sido asesinados en este período de tiempo. Mientras tanto, el Gobierno nigeriano -controlado por los partidos musulmanes-, mira hacia otro lado.

VOX recuerda que uno de los ataques más cruentos en Nigeria se produjo durante la celebración de la pasada Navidad. Concretamente, en apenas 72 horas -del 23 al 26 de diciembre- grupos islamistas de la etnia fulani atacaron de forma coordinada veintiséis aldeas cristianas, que tuvo como resultado la muerte de más de 170 cristianos. Asimismo, esta flagrante dejación de funciones por parte del gobierno nigeriano se explica por el control que ejerce la citada etnia en los puestos clave de la administración. Este es el caso de Muhammadu Buhari, anterior presidente del país, excombatiente de la guerra de Biafra y miembro de la etnia fulani. Uno de los principales objetivos del expresidente nigeriano era la imposición de la sharía, la cual ya se aplica en un tercio de los estados del país.

En segundo lugar, cabe mencionar la persecución que sufren los cristianos en Sudán. Con un 4,5% de población cristiana, el país africano ha involucionado en cuanto al respeto por la libertad religiosa. “Si en septiembre de 2020 Sudán pasó a convertirse en un Estado laico, el golpe de Estado liderado por el general Abdel Fattah en octubre de 2021 dio al traste con la separación religión-Estado. Así, los ataques contra los cristianos han sido constantes desde entonces, siendo llevados a cabo por milicianos afectos al régimen de Al Bashir, de corte islamista”, denuncia VOX.

Sin embargo, la persecución contra los cristianos no se produce únicamente en países donde éstos son minoría. Es el caso de Nicaragua, donde el 95% de la población es cristiana. Es más, el Estado nicaragüense es responsable de “la tarea de promover el desarrollo humano de todos y cada uno de los nicaragüenses, bajo la inspiración de los valores cristianos”, como recoge el artículo 4 de la Constitución de Nicaragua. El régimen de Daniel Ortega ha acusado a la jerarquía eclesiástica del país de “intentar un golpe de Estado”, lo que ha provocado el aumento de ataques contra los cristianos que ya se venían produciendo en los últimos años. Así, el Gobierno de Ortega ha cerrado 16 organizaciones civiles, “gran parte de ellas de carácter confesional, como la Universidad Católica Agropecuaria del Trópico Seco (UCATSE), asociada a la diócesis de Estelí”.

VOX recuerda que “la persecución que padecen los cristianos en diversos países del mundo no cuenta con la cobertura mediática ni la reacción política que debería”. Es más, en muchos casos, “la violencia y persecución que sufren muchos cristianos es relativizada por los medios de comunicación y poderes públicos cuando es objeto de mofa”. Por ello, dicha proposición no de ley pretende que el Estado español condene esta realidad silenciada que se cobra la vida de miles de personas al año y, sobre todo, deje de financiar programas de cooperación en aquellos países donde los cristianos son perseguidos y en muchas ocasiones, asesinados por sus creencias.

Por todo ello, el GP VOX exige al Congreso que inste al Gobierno a:

  1. Elaborar, por parte del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, en un plazo no superior de 6 meses, un informe en el que se detalle un listado de países en los que no se garantice y proteja la libertad religiosa de los cristianos y, en los que el Estado español financia proyectos de cooperación.
  2. Este informe deberá ser presentado con carácter anual ante la Comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo del Congreso de los Diputados.
  3. Suspender la financiación de cualquier programa de cooperación en aquellos países donde no se proteja la libertad religiosa de los cristianos.
  4. Condenar los actos de discriminación y persecución contra los cristianos, el grupo religioso más perseguido del mundo según constatan numerosos informes y resoluciones de organizaciones internacionales.
  5. Denunciar la persecución de la libertad religiosa en el mundo, que sufren de modo especial los cristianos, a las instituciones de la Unión Europea, de la Organización de las Naciones Unidas, del Consejo de Europa y de las demás organizaciones internacionales desde las que se pueda sensibilizar y concienciar a la comunidad internacional para actuar frente a estos gravísimos ataques contra la dignidad de la persona.
  6. Introducir entre los objetivos del VI Plan Director de la Cooperación Española la ayuda y protección de los cristianos perseguidos, por la extrema conculcación de la libertad religiosa que padecen en el mundo.
  7. Impulsar cuantas medidas de apoyo a los cristianos perseguidos sean necesarias por la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, en defensa de la dignidad de la persona, fundamento de nuestro orden político.