Garriga afirma que «si quienes votaron a VOX en Galicia el 23-J vuelven a hacerlo el 18-F, entraremos con fuerza en el Parlamento regional»

El secretario general de VOX anuncia la expulsión inmediata de los cinco diputados díscolos del Parlamento de Baleares

El secretario general de VOX, Ignacio Garriga, se ha mostrado esperanzado de cara a las elecciones gallegas del próximo 18 de febrero, y ha asegurado que si se repiten los resultados que su formación obtuvo en Galicia el pasado 23 de julio (fecha en que se celebraron las últimas elecciones generales), VOX entraría con fuerza en el parlamento gallego para revertir las políticas que viene adoptando el PP y que, en algunos casos, son indistinguibles de las del PSOE. Así lo ha explicado Garriga durante la rueda de prensa posterior a la reunión del CAP del partido.

Garriga ha mostrado su satisfacción tras la celebración el pasado sábado de la Asamblea Extraordinaria de su formación, que ha renovado su confianza en Santiago Abascal como presidente durante los próximos cuatro años. El secretario general de VOX ha subrayado que esto se produce en el décimo aniversario de la fundación del partido, y en un momento especialmente preocupante para España, ya que mañana en el Congreso de los Diputados se va a aprobar previsiblemente la ley de amnistía, que supone «un golpe de Estado del Gobierno» a la nación española.

Garriga ha sido contundente al referirse a esta tramitación parlamentaria como una ilegalidad manifiesta y una tropelía que supone «la voladura del Estado de Derecho y de la igualdad de todos los españoles ante la ley». El secretario general ha lamentado que el TC, cuyos miembros acordó el PSOE con el PP durante las negociaciones sobre la renovación del tribunal, vaya a dar un «barniz de legalidad» a una decisión tan grave. En este sentido, Garriga ha pedido al PP que «no engañe a los españoles», ya que no se puede convocar manifestaciones contra Pedro Sánchez los domingos, y después pactar con el PSOE la formación de órganos como el CGPJ o el Tribunal de Cuentas.

Elecciones en Galicia

Volviendo a la cita electoral del 18 de febrero, Garriga ha querido enfatizar la importancia de poder cambiar la realidad de Galicia a mejor, y revertir las políticas que se vienen implantando en aquella región española durante los últimos años. El secretario general ha recordado que VOX «se juega los escaños con el BNG» en la próxima cita electoral de Galicia y se ha dirigido a los abstencionistas de pasados comicios regionales para recordarles que existe una «gran oportunidad», en el caso de que VOX obtenga el mismo respaldo electoral que logró en las generales del pasado mes de julio.

Garriga ha reprochado al PP que «se haya equivocado de enemigo en Galicia» al haber pactado con el PSOE que VOX no esté presente en los debates electorales, ni tenga cobertura electoral en las televisiones públicas. «Parece que el PP prefiere a Podemos o a Sumar antes que a VOX», ha dicho Garriga, quien en todo caso ha anunciado que su partido «va a poner toda la carne en el asador» durante esta campaña para revertir las políticas de izquierdas que ha implementado el PP durante los últimos años en Galicia.

Además de estos asuntos, el secretario general de VOX se ha referido, a preguntas de los medios de comunicación presentes en la rueda de prensa, a lo ocurrido en Baleares en las últimas horas, y ha anunciado que pedirá al Comité de Garantías del partido «la expulsión cautelar inmediata» de los cinco diputados díscolas que han pretendido expulsar del Grupo Parlamentario regional a la presidenta, Patricia de las Heras, y a Gabriel Le Senne, actual presidente de la cámara balear.

Garriga ha dejado claro que «VOX no ha expulsado a nadie», sino que han sido estos cinco diputados (Idoia Ribas, Sergio Rodríguez, María José Verdú, Agustín Buades y Manuela Cañadas) quienes, atendiendo a motivaciones estrictamente personales y de espaldas a la dirección nacional de la formación, han actuado de este modo, por lo que se tomarán medidas disciplinarias al respecto.